Página principal / Noticias / Novedades de actualidad de Ucrania / El poder judicial en Ucrania por Jeremías M. Taurydzkyj

El poder judicial en Ucrania por Jeremías M. Taurydzkyj

La base de una República es la división de poderes y funciones. Tal como se desarrollan los acontecimientos en Ucrania, la mentada división dista mucho de ser una realidad en Ucrania, como lo demuestra la nula independencia que tiene el Poder Judicial en nuestra Patria de sangre

En la antigua Roma, la justicia oficial tenía el siguiente lema “es mejor liberar a diez culpables, que condenar a un inocente”. Ello hizo que en Roma se afianzara la justicia y que los romanos tuvieren la certeza en que ningún inocente sería condenado por crímenes que no cometió.

Actualmente en Ucrania, infelizmente, la situación es exactamente la inversa. Según los críticos del actual régimen, el lema es “es mejor condenar a diez inocentes que condenar a un rico e importante culpable”.
En su mayoría los procesos jurídicos se transforman en políticos por ello, hay hoy en Ucrania una buena porción de condenados y presos que jurídicamente son totalmente inocentes.

Como ejemplo concreto tenemos el caso de la ex primer ministro Yulia Tymoshenko que fuera condenada a 7 años de prisión por crímenes que ella no cometió.

Fue acusada por el actual gobierno, de suscribir un contrato por la provisión de gas con Rusia, ante la aproximación de un riguroso invierno, con precios presuntamente altos, favoreciendo así a los rusos. Ese fue su “crimen”.

En la práctica el gobierno del actual Presidente Víktor Yanukovich precisaba bajar de la carrera política, a un prestigioso adversario, líder de la oposición, quien en las últimas elecciones (2010) obtuvo un importante caudal de votos.

Ello, ahora, jugaría un rol fundamental ante la proximidad de las elecciones parlamentarias (octubre de 2012) a propósito de la negativa imagen que tiene el actual Presidente.

Hoy día, a pesar de las presiones para liberar a Yulia, la justicia –léase el gobierno- está montando una nueva acusación, mucho más grave, culpando a Yulia, esta vez, como responsable del asesinato de Yevhen Sctherbañ, que fuera político, diputado y empresario.

A criterio del autor de esta nota, como el anterior “crimen” de Yulia fue de corte claramente político, una acusación de asesinato –obviamente instigación al mismo- podría, a criterio del gobierno, acallar algunas voces que a nivel internacional defienden a Yulia, como prisionera política.

Según una versión que circula en Ucrania, los verdaderos asesinos, fueron identificados; eran tres sicarios de nacionalidad rusa y que habrían sido enviados a cometer el crimen por la insaciable Gazprom rusa.

Sin embargo la justicia ucraniana no tuvo el coraje de enfrentar a la corrupta justicia rusa y prender y condenar a los verdaderos asesinos.

Según otra versión, en el mencionado asesinato, que ocurriera hace 15 años, estuvieron involucrados personajes del hoy gobernante partido de las Regiones. Para ello bastaría con ver quien hoy está a cargo de los negocios y los bienes del asesinado diputado.

O sea en qué Yulia tiene que ver con todo esto.?

Vale decir que no es ningún secreto que alguien está detrás de las personas que han cometido el crimen y que además fueron liberados o no acusados varios criminales, ya que había intereses políticos de por medio.

El pueblo ucranio no es ciego: sabe perfectamente que detrás de los criminales, que no son colocados en el banquillo de los acusados, están importantes figuras políticas, o que directamente pertenecen al gobierno, hoy dictatorial.

Los medios de comunicación de Ucrania, en los últimos años, tienen una muy larga lista de sospechosos que jamás fueron ni juzgados ni siquiera acusados, ni mucho menos siquiera investigados por múltiples crímenes, en su mayoría de corte “político” o sea apañados por funcionarios de turno.

El la práctica el pueblo sabe que quien tiene dinero e influencias no a van ser condenado y ni siquiera juzgado, independientemente del crimen que haya cometido. En todo caso, cuando el tema resulta ser demasiado mediático, los procesos se arrastran por tiempo indeterminado hasta que prescriben por el paso del mismo. (la institución de la “prescripción liberatoria” strok pozovnoi davnosty.)

Como agregado al tema, recordamos que ni siquiera durante el gobierno del ex presidente Yuschenko, pudo apresarse, ni sentar en el banquillo de los acusados, a los culpables de haber intentado su asesinado por envenenamiento con dioxina, ya que pertenecían a las altas esferas políticas del gobierno anterior, y hoy integran los estratos del partido de las Regiones.

En Ucrania viven hoy más de mil millonarios, que en el año 1991, año de la independencia de Ucrania, eran pobres. Su fortuna se hizo en base al robo y los negocios ilícitos. Todo el mundo lo sabe y ve, el gobierno y la justicia…bien gracias.

Pero…las cárceles igualmente están llenas. Con quienes.? Solamente son juzgados los adversarios políticos. La justicia, salud, educación y seguridad figuran en los primeros lugares de la corrupción.

No es fácil escribir sobre el tema, ya que estamos diciendo cosas dolorosas sobre nuestra Patria Ucrania, pero es la verdad y es obligación denunciarla.!!


Dr. Jeremías Taurydzkyj
Secretario

Acerca de RCU