Página principal / Noticias / Nebesna Sotnia (Centena Celestial). Monumentos y Recordatorios en la diáspora ucraniana

Nebesna Sotnia (Centena Celestial). Monumentos y Recordatorios en la diáspora ucraniana

TAMBIÉN EN LA ARGENTINA. EN EL SEPTIMO ANIVERSARIO DE LA TRAGEDIA DEL EURO-MAIDAN.

En los EE.UU se llevó a cabo la solemne ceremonia inaugural del primer monumento en  dicho país dedicado a todos los Héroes que dieron su vida por Ucrania en el Maydán en los trágicos meses de 2013/2014. El mismo fue entronizado junto a la iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kyiv, de San Andrés (Sviatyi Andrij) en Bloomingdale, estado de Illinois, USA. En la Argentina casi al mismo tiempo, en el cementerio parque Ucranio se descubrieron dos placas con la misma dedicación. (ver fotos)

 

Euromaidán, fue una crisis en toda Ucrania, aunque centrada principalmente en Kyiv, en la plaza de Independencia,  que comenzó en la noche del 21 de noviembre de 2013.​ El día anterior, el 20 de noviembre, el Gobierno de Ucrania había suspendido la firma del Acuerdo de Asociación y el Acuerdo de Libre Comercio​ con la Unión Europea (UE). ​

Las protestas fueron iniciadas por estudiantes universitarios, sin embargo, posteriormente se unieron distintos sectores de la población, todos descontentos con la gestión del Partido de las Regiones que había llevado a la presidencia al dictador Viktor Yanukovych. Participaron organizaciones sociales y la oposición política y también las iglesias greco-católica ucraniana como también la Iglesia ortodoxa ucraniana del patriarcado de Kyiv.

Los acontecimientos se fueron precipitando, si bien pareciera que el Parlamento de Ucrania iba a aprobar las leyes para cumplir con los requerimientos de la UE para el ingreso de Ucrania a la misma, el 21 de noviembre de 2013 un decreto del P.E. de Ucrania suspendió los preparativos para la firma del acuerdo de asociación, dando vanas excusas aunque, se sabía claramente, que el gobierno de turno no quería importunar las relaciones con Rusia, o sea con Putin.

El presidente Yanukóvich asistió a la cumbre de la UE los días 28 y 29 de noviembre de 2013 en Vilnius (donde originalmente estaba previsto que el acuerdo de asociación se firmara el 29 de noviembre de 2013), pero el acuerdo no se firmó. Tanto Yanukovich como funcionarios de alto nivel de la UE señalaron que esperarían firmarlo en una fecha posterior. ​

Los acontecimientos se fueron precipitando. El 8 de diciembre, los manifestantes derribaron la estatua de Vladímir Ilich Lenin, fundador de la Unión Soviética, por ser uno de los símbolos de lo que ellos consideran la «ocupación» ruso-soviética, y algunos exclamaban: «¡Yanukovich es el siguiente!».

Las protestas desembocaron en disturbios. Estas también fueron creciendo en intensidad, al punto de que hubo días en que muchos manifestantes continuaban sus protestas toda la noche, lo que hacía imposible su desalojo del lugar por parte de las autoridades. El 16 de enero, la Rada ordenó penas contra los manifestantes, el bloqueo de edificios administrativos y la instalación de tiendas de campaña. Esto fue tomado por los manifestantes como un veto a su derecho de manifestación y protesta. Desde entonces, las protestas provocaron una escalada de violencia como rechazo a las nuevas leyes. Como resultado, el 22 de enero las manifestaciones registraron cinco muertos por primera vez desde su inicio. ​

El 18 de febrero, a las 20:00 horas, tras un repunte de la violencia, la Policía intentó desalojar por la fuerza la Plaza de la Independencia. ​ Como consecuencia, el 19 se contabilizaron 26 fallecidos y más de un centenar de heridos debido a los choques

​ El ministro del Interior, Vitali Zajárchenko, ordenó por la tarde la entrega de armas de combate a los agentes de Policía​ y calificó la misión de los agentes de «operación antiterrorista». Por la tarde del 20 de febrero, fuentes médicas de la oposición aproximaron el número de muertos a un centenar ​ Este 20 de febrero (Jueves Negro) ​ fue considerado el día más violento de los disturbios,​ con más de 60 fallecidos, principalmente en los alrededores de la plaza de la Independencia (Maidán), corazón de las protestas. ​

El 22 de febrero por la mañana los opositores tomaron las riendas del país y ocuparon las principales instituciones asentadas en Kiev, debido a la ausencia no comunicada al Parlamento del presidente Víktor Yanukovich quien había viajado a un congreso de diputados y gobernadores del Este de Ucrania y Crimea que estaba previsto realizarse en Kharkiv.​ Sin embargo, Yanukovich nunca aparecería en dicho congreso, desapareciendo en dirección desconocida y no comunicada al Parlamento. Yanukovych ya estaba auto exiliado en Rusia bajo la protección de Putin. Todo había terminado.

Los muertos en Ucrania, a raíz de los acontecimientos, a los disparos del grupo Berkut de la policía con armas letales y de grupos de francotiradores alcanzaron a algo más de cien indefensos manifestantes. Por ello es que tomando un número seguro de 100 asesinados defensores de nuestra independencia, se los llamó la “Centena Celestial” y son el símbolo de la resistencia de Ucrania a defender su independencia con la vida de sus ciudadanos,  para no regresar nunca más bajo la opresión y dominio de nuestro eterno enemigo el ruso.

Rendimos homenaje a los héroes de la Centena Celestial con nuestros monumentos y placas en la diáspora. En EE.UU, vemos en la foto, se había inaugurado el primero y también en la Argentina a iniciativa de la Fundación Tarás Shevchenko, de la Asociación Juvenil Plast y de la Primera División del Ejército Nacional Ucranio (UNA) representada por Plast, se descubrieron dos placas conmemorativas en junio de 2014, en el Cementerio Parque Ucranio. Otra placa a la misma referencia es del municipio de Esteban Echeverría. (ver fotos).

 

Dr. Jeremías M.Taurydzkyj (Redactor R.C.U.)

 

Acerca de RCU